lunes, 23 de mayo de 2011

LOS TSUNAMIS Y LA INTERFERENCIA CONTINENTAL

La probabilidad que el hipocentro de un movimiento sísmico se sitúe en la zona continental y no en el mar, teniendo en cuenta que los océanos ocupan el 74 % de la superficie terrestre es del mismo orden que ese porcentaje. Bajo el punto de vista de resultados catastróficos y a igualdad del resto de condiciones, es decir  distancia desde el epicentro a un punto determinado, igualdad de escala de Richter,etc, son menores las consecuencias si el hipocentro se encuentra en medio del océano y cuanto mas profundo el mar mejor, que si  se encuentra en tierra firme. Aunque a primera vista parezca lo contrario en razón de la asociación de ideas del movimiento telúrico con sus consecuencias posteriores, convengamos que el agua es un material deformable y por ese motivo propenso a  amortiguar el efecto  absorbiendo con esas deformaciones la inmensa e incontrolable energía de los movimientos sísmicos. En otras palabras, y aunque suene, a primera instancia, una expresión desafortunada y superficial, es mucho menos trascendente en  cuanto a sus efectos destructivos un sismo originado en pleno océano.  que en el continente. Si esto fuese una charla, con esta aseveración ya tendría la disconformidad de la mayoría del auditorio con lo cual indirectamente el apoyo para el próximo paso. En efecto, con los antecedentes recientes nadie ha permanecido indiferente y concordará conmigo que el sismo del 11 de marzo tuvo tres efectos. El del movimiento telúrico en si, el del tsunami y el de las centrales nucleares, bien diferenciados cada uno de ellos. Los dos últimos, sin discusión, causados indirectamente por el sismo, pero posibles de haber sido evitados. De los 40000 muertos y desaparecidos, concordarán conmigo, que apenas un porcentaje insignificante es imputable al movimiento propiamente dicho. No es casual. Los adelantos tecnológicos  en cuanto se refiere a la arquitectura de las construcciones antisísmicas son de inobjetable eficacia.

La velocidad de desplazamiento de la onda es 800 Km/hora pero a nadie se le ocurre pensar que esa es la velocidad de la corriente a pesar de que mas de un periodista lo manifiesta sin pensar en lo que escribe. La velocidad que importa es la de crecimiento de la altura de los 10 metros, con concepto idéntico al crecimiento de la onda de la marea de una altura similar que se desplaza a 1666 Km / hora a la altura del ecuador y que sin existencia de interferencia continental (una sola marea diaria) tardaría 12 horas en recorrer los 10 metros, lo que equivale a una velocidad de 0,00008 km/hora. Si son dos mareas diarias, como por ejemplo en Las Grutas con casi 10 metros de altura, el tiempo serán 6 horas, suficiente como para que un ocasional turista ignorante del proceso se interne en la playa con su automóvil durante la bajamar, se quede sin combustible y cuando regrese a las 6 horas  lo encuentre cubierto por las aguas. El tiempo máximo que le dará la naturaleza como advertencia para no cometer errores en ese caso son 12 horas. La “usurpación”, si así le podemos llamar a la ocupación transitoria de Juan en la playa con su sombrilla en épocas de veraneo, no durara mucho, a menos que con su obstinación este dispuesto a morir ahogado. ¿Qué si no es peligroso? Yo diría que no. La advertencia la esta haciendo la naturaleza desde hace miles de millones de años y nos da suficiente tiempo con los 83 cm /hora como para retirarnos sin  problema hasta la costa sobre la cual se encontrarán las huellas destacadas de la repetición milenaria. Para una pleamar de 10 mts de altura, si la pendiente del terreno es 1 por mil la distancia entre la línea de la baja y la pleamar es 10 Km. Si es 1 % solo 1000 metros. Para los que no estamos acostumbrados a manejar cifras de pendientes quizás nos parece que uno por mil es muy bajo. Pensemos que es la pendiente promedio desde el Nahuel Huapi hasta Neuquén, trayecto del Limay que ha justificado nada menos que 5 usinas hidroeléctricas en su recorrido por la precordillera. 
Como conclusión la onda de la marea avanza a velocidad superior a la del sonido pero su longitud es tanto o mas espectacular que en  realidad  los 83cm por hora de crecimiento de la altura son insignificantes, incapaces de causar preocupación o accidentes. No ocurre lo mismo con el movimiento ondulatorio de las olas, caso en que a igualdad de altura con la marea la velocidad de crecimiento son 10 metros en 9 a 10 segundos, 3,6 km/hora.,  4300 veces mayor, y cuya potencia a igualdad de altura con la marea ya hemos visto reiteradamente es entre 10000 a 14000 veces superior , capaz de hundir al Mini Moon  ( ver la nota respectiva) y a barcos de mayor porte aun, cosa imposible de ocurrir con una onda de marea o un tsunami de 15 metros.
Diez años de la información emitida y procesada cada 20 minutos  por el  Oligrafo de Puerto Quequen guardada en un CD son nada menos que 262000 lecturas suficientes como para sacar conclusiones. El 28 de julio del 2006, a las 22h36’  se registra una ola de 9,36 mts de altura máxima que forma parte de 190000 olas desde dos metros de altura en el lapso que duro  el temporal del 22 de julio al 2 de agosto.  Es para mencionar un ejemplo que se repite al menos dos o tres veces cada año. Los 7 y 8 mts tienen mas repeticiones  y así podemos obtener las ya conocidas curvas de frecuencia acumulativa anual. Media docena de notas hemos dedicado a comparar la energía undimotriz frente a la mareomotriz y no creo que queden dudas acerca de ello. La relación de potencia especifica entre ambas es del orden de 11000 a 14000 veces. La velocidad de desplazamiento de la onda de marea ronda en valores que superan a la velocidad del sonido frente a la de las olas que como caso extremo, con vientos huracanados pueden alcanzar los 80 Km /hora. La longitud de la onda de marea alcanza los 41.300 Km para un periodo de 24,8 horas en tanto que para las olas la longitud es 20 veces la altura de la onda, que significan entre 20 a 200 metros y el periodo entre 5 a 25 segundos. Lo mas destacado con esos guarismos es la relación de altura versus longitud de onda, que en el caso de la ola es característico, uno en 20, en cambio en la marea esa relación es  de 1,5 a 10 sobre 20 a 41 millones (1/20  a 1 /4.000.000). Respecto a la dirección de la onda, la  marea coincidente con la latitud terrestre y sentido inverso a la rotación de la tierra. La ola acompañando al viento que la origina.  Las diferencias entre ambas son trascendentales. En un pequeño paréntesis, vamos a incorporar una experiencia personal relacionada con el tema, que sin duda contribuirá a afianzar los conceptos. Las fotos acompañadas muestran una visita efectuada hace unos diez años, mucho antes que el tema de la teoría ondulatoria de las mareas y menos el Tsunami se incorporara a mis inquietudes.

Las Grutas
El lugar se llama Las Grutas (San Antonio Oeste) y esta ubicado sobre la costa del Golfo de San Matías  Lat. S. 40 º 48´ - Long 64 º 52´ W. Es una próspera y muy conocida playa en la Provincia de Rio Negro. Como toda la Patagonia Argentina, favorecida por los vientos reinantes cuyas características, a grandes rasgos, son, para una altura de 50 metros:
Velocidad media: 8,41 m/s
 Índice de intermitencia: 41,55 %
 60 % vientos preponderantes del NO (300 º).
 Con estos datos no es extraño que Don Alfredo A., ferviente amante de la naturaleza, del deporte y del buen vino, haya elegido este lugar para disfrutar del merecido y necesario descanso y, obligado a abastecerse de las necesidades primordiales, haya optado por la energía eolica para obtener electricidad autónoma a no menos de 10 Km de la línea mas próxima de Servicio Publico.  Como ya hemos visto en otras charlas un índice de intermitencia del 41,55% significa que de las 8760 horas del año, podemos esperar que la generación anual de cada uno de nuestros WWIP900 sea del orden de 3275 Kw hora  (0,9 Kw. 8760 horas .0, 4155= 3275). La fotografía muestra uno de ellos en funcionamiento desde hace casi una década y tuve el orgullo de instalarlo personalmente con la colaboración de un profesional de nuestro elenco. Más de 700 km nos separan de Las Grutas razón por la cual descansamos, después del corderito Patagónico al asador criollo, en el flamante Chalet de la foto, en la que se aprecia a la derecha, el litoral marítimo. Cerca de la medianoche  nos fuimos a dormir y el silencio era sepulcral. Sin embargo, recuerdo que nos despertamos sobresaltados pocas horas después. Daba la impresión que el mar iba a inundar los dormitorios. La marea llego, como lo hace de costumbre diariamente, hasta los peldaños de la escalera que se aprecia en la foto: 9, 26 metros de altura como máximo y nunca menos de 5, 2 veces por día durante millones de años. Cada 12 ,4 horas se reitera el proceso, tal cual lo muestra la representación grafica. Cada onda de esa marea, repetitiva dos veces al día  tiene una energía especifica expresada en watios hora por m2 de superficie  e= 0,51.h2 y se desplaza a razón de 2556 Km /hora dos veces la velocidad del sonido, aunque la velocidad de crecimiento de la altura , que es en realidad lo que importa es 0,00166 Km/hora, tan imperceptible que caminando a paso de peregrino superamos con creces el avance del mar sobre la playa, Dos veces al día el mar se retira 500 a 600    metros despejando toda la superficie y después de 6 horas vuelve a cubrirla.

La dirección de la onda indefectiblemente es perpendicular a la costa y el sentido este/oeste. La pendiente costera con esos datos es 1,8 %, casi 20 veces mayor que la de Sendai y toda la costa oriental Japonesa a 130 Km del epicentro del  sismo del 11 de marzo Para entender bien el problema incorporemos al tema un poco de imaginación. Supongamos que en los 750 Km que separan, a la misma latitud que Las Grutas la costa Chilena, en Bahía de Corral (Valdivia) se construye un hipotético canal que une ambos océanos.


Tal cual ya hemos visto en charlas anteriores y en razón del sentido de giro de la tierra, la interferencia continental opera en las costas orientales y la magnificación de la onda normal de marea , del orden del 1,5 metros razón por la cual tenemos las dos mareas de 9,26 mencionadas es responsabilidad de la interferencia . A la misma latitud, 40 º 30 ´en la costa chilena se tiene  como máximo 2 mts de altura., la misma  a la que arribará la costa de Las grutas  en el mismo momento de la apertura del hipotético canal. En los 750 Km la diferencia de altura de una marea normal sin interferencia es de solo 7,5 centímetros. Quiere decir que la diferencia de altura entre Las Grutas y Bahía de Corral en la hipótesis de que estuvieran conectadas por un supuesto canal seria de solo 7,5 centímetros en mas o menos según sea el ascenso o descenso de la marea ¿Qué demuestra esto? Simplemente que la responsabilidad de la doble marea de 9.28 mts es causada por la interferencia continental de las costas orientales de dirección perpendicular a los paralelos terrestres y que desaparecida la causa, la marea tornaría a ser por un lado solo repetitiva una vez al día y por el otro desaparecerían las alturas extraordinarias superiores a los 1,5 mts 
Ahora pensemos, en reemplazo de la marea, una ola originada por el viento en lugar de la  rotación terrestre responsable de la marea. Para que coincida con la dirección de la marea elijamos un viento con esa dirección y de velocidad huracanada para lograr una altura similar a los 9,26 metros de la altura ya comentada. No son muy comunes pero, si en Necochea existen, con vientos menos impetuosos, mas aun en Las Grutas. A igualdad de altura, la energía especifica de las olas es igual a la de la marea e= 0.51 h2. Lo que es muy distinto es la potencia. Una ola de 10 metros de altura tiene 200 metros de largo y el periodo de repetición es  de 5 a 7 .h ½ de 16 a 22 segundos, en tanto que para la marea el tiempo de repetición son 12 horas. Con olas de esa potencia y aun muchísimo menor es posible apreciar visualmente la diferencia con la marea. Los cachones liberadores de esa energía al enfrentarse con la costa son de tal magnitud que exigen a la vez que miedo, respeto. Contemplar el arribo de olas de 10 metros de altura con periodo de 3 a 4 olas por minuto acompañadas por un viento huracanado de 75 a 90 Km/h no solo no es agradable sino más bien temerario. Recomendamos leer la nota “La tragedia del Mini  Moon” para situarse en la realidad. No obstante, la costa, la interferencia costera que se opone a la continuación de la onda , esta preparada para evitar las contingencias derivadas de semejante temporal y mucho mas aun.. Durante los tres meses de invierno casi sin excepción  aparecen entre 5 a7 días con esas características, suficiente advertencia para no cometer errores absurdos. Como corolario las mareas de 10 metros son normales, repetitivas diariamente  y absolutamente inofensivas. No ocurre lo mismo con olas de la misma altura tanto sea en alta mar como en la rompiente. Ambos movimientos ondulatorios repetitivos durante milenios, han adaptado las costas a esas condiciones.

. El temido tsunami.

Como muchos de los temas del “Cambalache” (Tango y música de Enrique Santos DIscepolo) de este mundo, las responsabilidades de los muertos y desaparecidos de un movimiento sísmico son imputados a los maremotos ocasionados por las fracturas y deslizamientos de la placa teutónica .etc. Si un queso expone su corteza al medio ambiente y al secarse se contrae comprimiendo el interior, todavía blando pero incomprimible, acabará fracturando esa corteza hasta aliviar la insoportable presión interna , ¿ Acaso no es mas razonable que la fractura terrestre se produzca paulatinamente y no abrupta de tal forma que los 240 millones de toneladas de trilita  equivalentes a 12.000  bombas atómicas de Hiroshima correspondientes al sismo del marzo del 2011 no es un fenómeno necesario para evitar cada tanto ( 170 años según los expertos) el estallido total del planeta?
Dentro de tres años  se cumple un siglo de la iniciación de la primera guerra mundial. ¿Tendrá algo que ver la naturaleza con las 70 a 110 millones de victimas y los incalculables perjuicios ocasionados por la humanidad en solo tres décadas? ¿No es mas razonable, después de reconocer estos conceptos,   imputar la responsabilidad de los problemas de Fukushima 1 y 2 y Onagawa a la negligencia de los Organismos fiscalizadores mundiales en lugar de endilgarle los problemas al Tsunami?
Las diferencias entre las olas y las mareas, según nuestro analisis son muy importantes .Tanto que no es muy equivocado decir que lo único que tienen de similitud es que tienen igual energía específica  y  son dos movimientos ondulatorios En cambio cuando llega el momento de analizar la onda tsunamica las analogías con la de la marea son de tal magnitud que nos permiten sacar conclusiones importantes. La dirección de la onda es lo mas destacable. En el hipocentro del sismo se origina la onda sismica y parte en todas las direcciones. Esto ocurre generalmente, a decenas de Km de la superficie, amortiguándose el efecto en función de la distancia. Desde allí parte la onda hasta la superficie terrestre, alcanzándola por el camino mas corto, cuyo lugar es llamado epicentro desde donde parten las ondas superficiales. Por supuesto que si el hipocentro es submarino el epicentro es el origen de un maremoto, desde donde parte la onda disminuyendo su energía a medida que se aleja del origen. La disminución de energía opera de tal forma que se mantiene la densidad energética  para cada superficie barrida por la onda. Como la energía hidrostática es proporcional al cuadrado  de la altura de la onda y la superficie barrida es proporcional al cuadrado del radio se tiene que H1 = R2/R1. H2.
La onda tsunamica dispersa su energía desde el mismo momento en que se genera y la dispersión es omnidireccional, hiperbólica... A diferencia de la marea  que al llegar  a encontrarse con la interferencia continental concentra y acumula su energía en razón de que la causa que la origina es repetitiva en tanto que el tsunami la causa es imprevista y eventual pero desaparecida la causa la onda no es reiterativa. La  causa de la marea es la rotación terrestre, continua e inextinguible.
Para comprender como opera la dispersión energética de la onda tsunamica originada por un sismo, conviene compararla con otro proceso ondulatorio más acorde con lo habitual. La onda se genera en el epicentro del movimiento sísmico que en su similitud con una fuente luminosa seria una lámpara incandescente exenta de  artefactos. Su filamento propaga la luz en todo el espacio prodigándolo en toda la superficie esférica comprendida en un “globo” de radio R y repartiendo toda la energía luminosa en un área A= 4 π R2 .Si por medio de un artefacto, un reflector parabólico, concentramos todos los rayos y los orientamos en una sola dirección, es decir sobre R, tal cual ocurre con una linterna de mano o las unidades ópticas de los vehículos, la intensidad luminosa se habrá multiplicado por 4 π R.
Como tercer alternativa es posible concentrar la onda luminosa en un solo plano los 360 grados con lo cual la concentración operaria sobre  π. R2 en lugar de 4 π  R2. Resumiendo la dispersión luminosa seria esférica, plana o rectilínea con una relación R, π R2 y 4 π R2.
De la misma forma, la dispersión energética de la onda tsunamica (plana) es  π.R mayor que una rectilínea como la de las mareas, cuya  dirección esta impuesta por la rotación terrestre. Lejos de ser un inconveniente, la disipación energética omnidireccional del tsunami se reduce hiperbólicamente. En su primera etapa, telúrica, desde el hipocentro, lugar en el que se inicia el choque inicial que origina el sismo generalmente a no mas de unas  decenas de km de profundidad, hasta el fondo submarino, y desde allí hasta la superficie (media esfera) la primer etapa de dispersión/amortiguación en tres dimensiones. Arribada a la superficie, la dispersión es superficial propagándose de tal forma que la energía promedio multiplicada por el área abarcada en cada instante de la propagación es constante.
De acuerdo a este razonamiento personal, por supuesto sujeto a observaciones de toda índole y con el único propósito de orientar las investigaciones futuras que eviten o mitiguen  catástrofes, da la impresión que un  movimiento sísmico con hipocentro en el océano podría tener menos consecuencias nefastas que si se produce en tierra firme. Basta con echar una mirada a los mapas de la  costa oriental japonesa por medio de los mas que excelentes mapas físicos  de la Enciclopedia Encarta, para tomar conciencia que no son precisamente esas costas lo mas apto para construir ciudades y menos aun centrales nucleares Como bien dice un empleado de la Alcaldía de Rikuzentakata la” Alcaldía estaba construida a solo 1,2 metros sobre el nivel del mar. La naturaleza nos lo advirtió hace 150 años pero lo ignoramos y asi fueron los resultados.”  


Potencia de la Onda

Reiteradamente hemos criticado las versiones periodísticas que hacen hincapié en la velocidad de la onda Tsunamica confundiendo a la opinión publica que suele interpretar a esa velocidad con la de la corriente marina que nada tiene que ver ya que es nula: lo que se desplaza es la onda, que  mientras no tenga una interferencia  continuará su camino hasta agotar su energía sin provocar absolutamente ningún inconveniente. Sin embargo, para el análisis energético es mas importante la velocidad de crecimiento de la altura de las ondas lo que indirectamente nos da la potencia del sistema. Me permito recordar los términos de la nota “Hablando de elefantes”, que recomiendo repasar como base para estas reflexiones. En aquella charla dijimos que un elefante de 3670 Kilos  levantado a una altura de 100 mts requiere un trabajo de 367000 Kilogrametros lo cual es nada mas ni nada menos que el equivalente a un Kilowatio hora. Pero agregamos que si nos dan un día entero para levantarlo con un aparejo de suficiente relación lo podríamos hacer simplemente con una potencia tan despreciable como 40 watios pero que si pretendemos levantarlo en 4 seg, que es lo que tardaría en caer desde los 100 metros, necesitaríamos 900 Kw.      
   Exactamente lo mismo ocurre con nuestras tres alternativas, las olas, las mareas y los tsunamis, a igualdad de altura. La energía especifica de las tres alternativas, expresada en kilográmetros por metro cuadrado es 187,5. h2 y 0,5. h2 si la expresamos en watios hora / m2. No obstante, como potencia es fuerza por velocidad, supongamos un velero, boya, flotador etc. desplazándose la altura h por cualquiera de los tres medios en estudio. La relación de potencia entre las tres alternativas será inversamente proporcional al tiempo empleado para recorrer la misma altura. En el caso de una ola, la velocidad de crecimiento de una  altura de 10 mts es de 1 m/seg que resulta de dividir los 10 metros por la mitad del periodo que son 20 segundos. Con el mismo criterio si la mareas fueran dos al día, la velocidad seria 0,00046 m/seg y si fuera el Tsunami resultante del movimiento sísmico del 11 de marzo de intensidad 9  de la escala Richter con hipocentro a 15 Km de profundidad y con epicentro a 130 Km al este de Sendai y  con una onda tsunamica de 10 mts de altura  en la interferencia continental, el tiempo de crecimiento de la onda teniendo en cuenta los datos expresados son 0,016 m /seg. En definitiva la relación de potencia entre las tres ondas seria. 




 La máxima potencia  corresponde a la ola, 2170 veces mas que la marea y 62 veces mayor que la del Tsunami.

     En consecuencia, queda demostrado que, a igualdad de altura de la onda, el tan temido Tsunami tiene solo el 1,6 % de la potencia de una ola, con la diferencia que la reiteración de las olas de 10 metros de altura se manifiesta varias veces al año, especialmente en los temporales de invierno que suelen durar mas de una semana. Para  Don Alfredo en Las Grutas , un Tsunami generado con epicentro a 130 Km de su residencia será absolutamente imperceptible, acostumbrado a la reiteración por lo menos 90 veces al año, de las dos mareas diarias inofensivas de 10 metros y de por lo menos dos temporales al año con olas  de la misma altura pero temerarias, de mas de 2000 veces mayor potencia .
Como corolario,  digamos que las consecuencias del Tsunami no son precisamente su energía, que nada tiene que ver con la causa, el sismo que lo origino, sino con la frecuencia aleatoria de su repetición, en primer lugar y con la interferencia continental. Sin interferencia continental su energía se disipa totalmente sin dejar secuelas de ninguna índole y con interferencia continental el peligro se presenta en todos aquellos lugares en que el ser humano ignoro las advertencias de la naturaleza.
En los párrafos anteriores consideramos valores relativos de comparación entre movimientos ondulatorios oceánicos. Intentaremos como broche final de hacer lo propio pero con valores absolutos basados en datos sin confirmar pero razonables dentro de lo complejo del tema. Observemos como punto de partida, que si bien las unidades de energía y potencia existen, para tratar el tema de los movimientos telúricos , en lugar de usar unidades tradicionales  se acostumbra a usar como unidad de comparación, los megatones, equivalentes a la potencia explosiva de un millón de toneladas de trilita (tri nitro tolueno). De esta forma, al 9 de la escala de Richter, le corresponden 240 Megatones, o sea a la energía liberada instantáneamente por una explosión de 240 millones de toneladas de TNT. En realidad, lo correcto seria decir que un megatón tiene una energía de 4,184. 109 julios (o watios seg) y una potencia de  4,184.109watios (4,184Gigawatios) liberada en una explosión de un segundo de duración, que es diferente a usar “instantánea” como unidad de medida de tiempo. Sin duda que el tiempo que dura una explosión nada tiene que ver con un segundo. Sin ser un experto en el tema explosivos, lo cual me enorgullece, me permito hacer una reflexión pacifica del tema apto para todo publico. El motor de un Formula 1 puede alcanzar 8000 rpm, equivalente a 1/133 seg, lo cual significa 133 veces mas potencia que tomar un segundo.
Como resultado de este análisis, resulta ser que los 240 megatones del sismo de Japón del11 de marzo fueron 10 18 julios o watios seg. Ahora comparemos , como de costumbre, este valor con otros mas conocidos. Por ejemplo la energia solar por cada hora es 360 veces mayor. O dicho de otra forma, en 10 segundos el Sol entrega a la tierra el equivalente del Sismo
El Tsunami originado a 130 Km del litoral  oriental por el sismo provoco una onda marina de 10 mts de altura, cuya energía especifica es e= 0,5. h2  w hora
O también  e=1800.h2 julios (w seg). La longitud de la onda 260 Km con lo cual cada onda de un metro de ancho tiene E= 260000. e Considerando  que este valor corresponde al ancho de un metro y que la onda es superficial  omnidireccional. La sumatoria total del ancho es 260 Km por 3,14 y la energía total:



  Pero la energía del sismo fue de intensidad  9 de la escala Richter, 240 Megatones que son 1018  julios.
La relación entre la potencia del movimiento telúrico (causa)  y el Tsunami (efecto), fue:

 
Aunque para nuestros propósitos, conviene recordar que de los 360 grados  en los que se reparte la onda solo la cuarta parte tienen influencia sobre el litoral costero, por lo cual la verdadera relación es superior a 100 veces.
La falta de costumbre al tratar con guarismos tan poco habituales  muchas veces no nos dicen nada a quienes no vivimos de esto sino solamente lo sentimos como pasión. Los valores relativos de los 26 significan que la potencia que el sismo “destino” al movimiento ondulatorio del océano fue del orden del 3,8  %.y que realmente la llegada a la interferencia continental no superó  el 1% del valor del sismo
Olas con el mismo frente y la misma altura  del Tsunami, 817 Km, y 10 mts tienen 62,5 veces mas potencia . La diferencia es que la causa de las olas de esa altura se presenta día a día sobre el 74 % de la superficie de nuestro planeta y nos advierte con la misma frecuencia que con su energía esta dispuesta a erosionar sin compasión cada vez mas las bahías y golfos en una clara advertencia para aquellos habitantes aledaños a las costas obsesionados por disfrutar las bellezas del océano o bien para quienes lo usan como fuentes de ingreso para su subsistencia.
  
El Paseo de la Onda Tsunamica





Si bien reconozco que es muchísimo mas didáctico un video que la explicación sobre el grafico que antecede también es cierto que el “peso “ en bytes termina abusando de la paciencia de los lectores , por un lado y por el otro , implica perfeccionar mis conocimientos sobre el “flash” que son poco menos que elementales.
Partiendo del epicentro ubicado en el cero se forma la onda de máxima altura que comienza a desplazarse a 800 Km/ hora en los 360 grados.  Los primeros 10 Km los recorre en 0,75 minutos y tiene una altura teórica de 130 mts .Al minuto y medio se desplazo 20 Km. con una altura de 65 mts. Ambas posiciones no dibujadas. La tercera posición es a los 30 Km, tiene una altura de 43 mts y ha tardado en llegar 2,25 minutos. Repitiendo el proceso llegamos a los 130 Km  ( Sendai) adonde arriba  con la altura de 10 metros a los 9,75 minutos.


Todos los derechos reservados
Recomendamos el ingreso  a Google indicando el tema de interes seguido de enrique  nielsen. Ej.: energia solar enrique nielsen

Ing. Enrique O.Nielsen 









2 comentarios:

Alicia Lorae dijo...

Buenas tardes, he estado leyendo sobre las hidroturbinas y no me cuadran los litros. Usted dice:
1 litro/seg. x 80 m = Q x H = 20 x 4 = 16 x 5 = etc.etc…
20 litros/seg. con 4 metros de altura o 16 litros/seg. con 5 metros de altura, el producto es constante.
20 l por segundo equivale a 1.200 l por minuto. En España no contamos el caudal por segundos, sino por minutos u horas, es decir; según usted la turbina requiere 72.000 l/hora. Si observamos la entrada de agua de la turbina, es imposible que entre semejante cantidad de agua por ese agujero en una hora. ¿Me lo podría aclarar?

Ingeniero Enrique Nielsen dijo...

Alicia: Para cada caudal hay una serie de bombas/turbinas con un " agujero" determinado, imposible de resumir en la nota en la cual la bomba mencionada es solo un ejemplo conceptual. Admitiendo sin discusion que el proceso de tranformacion energetica hidrica/ mecanica es reversible el ejemplo mas sencillo para que lo entiendas son las bombas sumergibles, que van desde 3, 4 , 6, 8, 10, 12 y 14 pulgadas ( Diametro del Agujero )y desde 2 hasta 46 etapas, 0,5 HP hasta 200 HP y nada menos que 145 unidades comerciales ( Motorarag, lista de mayo 2013)Atte. Enrique